Product-Detail Page, clave para aumentar las ventas de tu e-commerce

Paul Dedyn, CEO – Founder, Remoters

La Product-Detail Page (PDP) es la vidriera virtual de tus productos. La página en donde figuran todos sus detalles y especificaciones.

Es muy importante, dado que tus clientes no pueden sostener o ver físicamente lo que ofreces. La PDP, entonces, es un factor clave para que el cliente tome la decisión de comprar.

Ver exactamente el aspecto del producto, de qué está hecho, sus dimensiones, cómo se usa, cómo se aprecia desde distintos ángulos, lo que otros piensan de él y si satisface las necesidades buscadas: todo eso tiene el potencial de convertir a un visitante en un cliente.

Aunque tu producto sea superior al de un competidor, es muy importante que la página de detalles esté completa, esto es lo que permite reflejar la calidad de tu oferta, y así avanzar un paso más en la potencial venta.

Los datos lo respaldan: el 87% de los consumidores afirma que el contenido de las páginas de productos desempeña un papel importante a la hora de comprar. El 98% de ellos, de hecho, ha optado por no comprar un producto porque la página del producto era insuficiente o incorrecta.

¿Sabías que casi la mitad (45%) de los compradores online visitan una PDP en el momento de la compra? ¿Y qué el 41% de los que clasificaron un punto de venta como el n.º 1 dijeron que las PDP tuvieron la mayor influencia en su decisión de compra? Eso reveló un estudio de Kantar del 2021.


Rob González, director de marketing y cofundador de Salsify, que participó en ese estudio, declaró que “la barra de búsqueda y la página de detalles del producto son los principales lugares en los que los consumidores interactuarán con tu marca. La PDP es el principal foco de tu brand marketing, pero pocas empresas no lo entienden. Suelen gastar muchos recursos en el sitio web, pero solo una pequeña fracción en la PDP, cuando debería ser al revés”.

Componentes de una PDP:

Contenido creativo: los detalles del producto que ayudan a los clientes a comprender mejor qué es, qué aspecto tiene, cómo funciona, etc. Esto incluye el precio, las fotos, los vídeos, la información sobre el producto, las dimensiones, etc. Estos elementos son la versión digital de ir a una tienda y ver o probar un producto.

Contenido de conversión: todo aquello que insta al visitante a comprar un producto ya mismo. Por ejemplo, CTA, descuentos, ediciones limitadas, indicación de que quedan pocas unidades disponibles, etc. Son elementos que pueden dar el empujón final que necesita un cliente para realizar una compra.

Contenido técnico: ayudan a los clientes potenciales a elegir exactamente qué producto comprar y a resolver cualquier duda o consulta que puedan tener. Las comparaciones de productos, las ventas cruzadas, los sellos de confianza, los comentarios de los clientes y el chat en línea son algunos ejemplos.

Contenido de gestión: permiten al cliente entender cómo se gestionará la venta luego de la compra. Por ejemplo, los detalles de envío, las garantías y las políticas de devolución. Pueden ayudar a aliviar temores y evitar posibles malentendidos.

Recuerda, las fichas de tus productos tienen un enorme peso para aumentar tus conversiones. Es importante asegurarse de que estén completas con descripciones, keywords, atributos, pricing e imágenes de buena calidad.

¡Piensa en toda la información relevante que pueda querer tu cliente para incluirla en tu PDP! Una inversión que bien lo vale.

Impactos: 4